Holy Thursday: The Passover of our Faith _ 03.28.2024

by Msgr. Robert Siler

Holy Thursday: The Passover of our Faith

Homily for Holy Thursday 2024

Most Reverend Joseph J. Tyson, Bishop of Yakima

Peace be with you!

Passover. It’s in the first line of Saint John’s Gospel. And it’s the event in our opening reading from the Book of Exodus.

The Jews mark the doorposts. They allow the angel of death to fly over their homes. They bake unleavened bread – bread that is prepared the same way as bread for this Eucharist tonight – as preparation for their exit from the well-known slavery of Egypt and into an unknown freedom that starts in the desert of Sinai.

The Jews are our elders in the faith. They point us to the Passover that each of us needs.

For some here tonight Passover has meant passing over the southern frontier – being liberated from the problems of Mexico. Some here tonight have passed over the enslavement of a narco-state. Others have passed over the poverty of rural Mexico for a life that will be better for their children.

But this promised land of America is one both prosperous and polarized. A land that fears the flow of drugs but cannot ask itself why we are so addicted, why we have funerals – even in this Cathedral – where families who bury their youth can scarcely say the word “overdose.”  The shame is just too great.

Likewise, our very faithful and long-time parishioners across the diocese of Yakima share a similar Passover need. With waves of migration, the customs, culture, and language has changed around them. So many can feel like foreigners in their town exiled from a world they once knew due to demographic changes sparked by immigration.

All of us regardless of our race or language or culture can feel the pain of exile, the longing for an exodus, the need for a Passover to prepare the way for our liberation from loneliness caused especially by sin and death.

And what is this way from the death of sin to the new life that IS Christ? It’s no accident that as a church we connect the Passover – that moment of liberation from slavery – with the institution of the Holy Eucharist – the unleavened bread of life for the road ahead.

In the Eucharist we receive the very presence of Jesus Christ in all his humanity and all of his divinity. In the Eucharist we have the dark assurance that no matter how arduous our exodus from the whatever sins enslaved us, Jesus is there to nourish us, to strengthen us, to free us from sin and help us arrive at a place of liberation and interior freedom.

Let our word before the Lord be “Passover” and let the Eucharist be our spiritual food for the road ahead – our journey of salvation that comes singularly through the dying and rising of Jesus Christ.

Peace be with you.

Art: Barcelona Haggadah, 14th c., Public domain, via Wikimedia Commons

Homily – Holy Thursday 2024 – English

Jueves Santo: La Pascua de nuestra Fe

Homilía para el Jueves Santo 2024

Reverendísimo Joseph J. Tyson, obispo de Yakima

¡La paz del Señor esté con ustedes!

Pascua. Esta palabra está ubicada en la primera línea del Evangelio de San Juan. Y es el evento en nuestra lectura inicial del Libro del Éxodo.

Los judíos marcan los postes de las puertas de sus casas. Permiten que el ángel de la muerte vuele sobre sus hogares. Hornean pan sin levadura, pan que se prepara de la misma manera que el pan para esta Eucaristía de esta noche, como preparación para su salida de la conocida esclavitud de Egipto y hacia una libertad desconocida que comienza en el desierto del Sinaí.

Los judíos son nuestros hermanos mayores en la fe. Nos señalan la Pascua que cada uno de nosotros necesita.

Para algunos aquí esta noche, la Pascua ha significado cruzar la frontera del sur: y ser liberados de los problemas de México. Algunos aquí esta noche han pasado por alto la esclavización de un país o estado de narcos. Otros han pasado por alto la pobreza del México rural en busca de una vida mejor para sus hijos.

Pero esta tierra prometida de Estados Unidos es a la vez próspera y polarizada. Una tierra que teme la entrada de drogas pero que no puede preguntarse por qué somos tan adictos, por qué tenemos funerales – incluso en esta Catedral – donde las familias que entierran a sus jóvenes apenas pueden pronunciar la palabra “sobredosis.” La vergüenza es demasiado grande.

Asimismo, nuestros muy fieles y antiguos feligreses de toda la diócesis de Yakima comparten una necesidad pascual similar. Con las olas de migración, las costumbres, la cultura y el idioma han cambiado a su alrededor. Muchos pueden sentirse en su ciudad como extranjeros exiliados en su propio pueblito, debido a los cambios demográficos provocados por la inmigración.

Todos nosotros, independientemente de nuestra raza, lengua o cultura, podemos sentir el dolor del exilio, el anhelo de un éxodo, la necesidad de una Pascua que prepare el camino para nuestra liberación de la soledad causada especialmente por el pecado y la muerte.

¿Y cuál es el camino para pasar de la muerte del pecado a la vida nueva que ES Cristo? No es casualidad que como iglesia conectemos la Pascua – ese momento de liberación de la esclavitud – con la institución de la Sagrada Eucaristía, el pan sin levadura es el pan de vida para el camino que tenemos por delante.

En la Eucaristía recibimos la presencia misma de Jesucristo en toda su humanidad y en toda su divinidad. En la Eucaristía tenemos la oscura seguridad de que no importa cuán dificultoso sea nuestro éxodo de los pecados que nos esclavizan, Jesús está ahí para nutrirnos, fortalecernos, liberarnos del pecado y ayudarnos a llegar a un lugar de liberación y libertad interior.

Esta noche durante nuestra oración, que nuestra palabra ante el Señor sea “Pascua” y que la Eucaristía sea nuestro alimento espiritual para el camino que tenemos por delante: que es nuestro viaje de salvación que llega singularmente a través de la muerte y resurrección de Jesucristo.

¡La paz del Señor esté con ustedes!

Arte: Barcelona Haggadah, 14th c., Dominio público, via Wikimedia Commons

Homily – Holy Thursday 2024 – Spanish